Cuando hablamos de fluir en la vida ¿qué queremos decir?

Bueno, piensa en el día más increíble que hayas tenido, donde todas las luces rojas se volvieron verdes, donde encontraste un lugar para estacionar de inmediato, donde cada persona te ayudó, donde todo fue simple, fácil y sin esfuerzo.

Esto es fluir, una forma de vivir y de ser que te coloca justo en el medio de la energía universal, de modo que en lugar de empujar contra las fuerzas que existen, te estás moviendo de acuerdo con ellas.

Hablo más sobre esto en mi libro Mensajes Divinos .

Pero el gran secreto sobre el fluir es este:

No llegas a eso mediante la manifestación
No llegas por medio de la ley de la atracción.
No llegas allí por medio de “hacer” algo de cierta manera.

En cambio, fluir exige que te permitas ser guiado por el Universo, para entrar en un estado de completa y total rendición, para que NO estés haciendo lo que tu ego o tu mente quieren, sino que, en lugar de eso, sigas lo que el Universo te ofrece.

Raro, ¿verdad?
Contraintuitivo, ¿sí?
No es lo que nos han dicho, ¿correcto?

Y sin embargo, así es como funciona.

Entramos en el flujo cuando soltamos por completo el control, nos rendimos y nos dejamos guiar.
Y ese es un hermoso lugar para estar.

Puede que también te guste...

Entradas populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *