Tantas veces pensamos …

-Si soy espiritual no me puedo enojar
-No puedo ser vulnerable
-No puedo estar triste
-Tengo que tener fe y confianza
-Tengo que estar positivo

No eres más espiritual, por ser positivo o por no enojarte

Si el momento lo requiere:
-Debes ir a tus infiernos
-Debes ver frente a frente a tus demonios
-Debes dejarlos vivir y ser
-Debes permitir a tu sombra manifestarse, sin que dañe a otros en esa manifestación, pero sin que te dañe a ti por dejarla dentro.
-Debes ir a encontrarte con tus miedos y atravesarlos.
-Encontrarte con tu dolor y dejarlo exteriorizarse, y llorarlo, y gritarlo, y aporrear almohadas…

Encontrarte con tus lados vulnerables:
-Tu cansancio
-Tu apatía
-Tu desgano
-Tus frustraciones e impotencias y exteriorizarlos

¿Quieres aumentar tu luz?
-Primero ve a conocer tu sombra… hasta que puedas hacer las paces, con todo lo que eres.

A veces un rato ángel, un rato demonio…
Un rato luz y un rato sombras.

Anónimo

Eso sí, no te olvides que…

La aceptación es el punto clave para salir de la tormenta

Puede que también te guste...

Entradas populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *