Todos soñamos e imaginamos cómo queremos que sea nuestra vida en el futuro, es decir, todos creamos en nuestra imaginación a nuestro Yo futuro.

Tú ya conoces lo suficiente sobre el mundo como para tener una idea bastante buena acerca de lo que necesitarías para poder vivir la vida que deseas. Rápidamente, tu cerebro puede darte una imagen precisa de la persona en la que necesitas convertirte para lograr el cambio que deseas. Todo lo que tienes que hacer es preguntarle.

Una vez que tengas esta respuesta, puedes empezar a vivir como esa persona; hoy mismo. No tienes que esperar. Por ejemplo, puedes pensar, actuar y adoptar las creencias de una persona que está en buena forma física, de una persona que tiene muchos amigos, un gran círculo social o de cualquier tipo de persona que desees ser. Puedes ser esa persona que has soñado ser.

Mira al futuro para cambiar tu presente con estas estrategias:

1. Mira hacia adelante y visualiza la vida que te gustaría tener.  Imagínate a ti mismo dentro de 10 años viviendo la vida de tus sueños. Observa cómo te sentirás y cómo te comportarás. Imagina cómo te enfrentarás a tu día a día. Imagina los ingresos, el estado físico, la vida social, las relaciones, etc., que te gustaría tener y pregúntate:

  • ¿Qué comes cada día en tu vida futura? Cuánto te ejercitas? ¿Qué tipo de ejercicio haces? ¿Cuáles son tus actitudes y creencias en torno a la dieta y al ejercicio?
  • ¿Cuánto dinero ganas? ¿Cómo lo haces? ¿Cuáles son tus hábitos de ahorro y gasto?
  • Piensa en tu futura vida social. ¿Cuántos amigos tienes? ¿Con qué frecuencia sales? ¿A dónde vas? ¿Cómo manejas ese círculo social? ¿Con qué frecuencia te comunicas con ellos?
  • Si tu futuro ideal incluye una pareja, ¿cómo manejas esa relación? ¿Qué haces cada día para mantener tu relación sana y fuerte?
  • Considera también los hábitos y los hobbies que tendrías.

 

TRADUCCIÓN: Cada vez que haces una nueva elección que está alineada con tu futuro, estás preparando a tu cerebro a instalar el hardware neurológico para pensar, actuar y sentir como la persona que quieres ser en el futuro. Dr. Joe Dispenza.

 

 Cada vez que haces una nueva elección que está alineada con tu futuro, estás preparando a tu cerebro a instalar el hardware neurológico para pensar, actuar y sentir como la persona que quieres ser en el futuro.
Dr. Joe Dispenza

 

2. Ahora observa tu vida actual y cómo te comportas.  Compara lo que escribiste arriba con tu vida hoy. Presta especial atención a tu comportamiento y a cómo piensas hoy versus cómo lo hace tu yo futuro. ¿Qué cambios necesitas hacer?

3. Haz una lista con los comportamientos que te gustaría incorporar en tu vida para que coincidan con tu Yo futuro.  Si puedes pensar y actuar de la misma manera, finalmente alcanzarás los mismos resultados.

4. Comienza a hacer los cambios.  Empieza despacio y al principio haz solo algunos cambios. Puede que decidas eliminar los dulces de tu dieta, ir al gimnasio tres veces a la semana y salir con un amigo una vez a la semana.

  • O a lo mejor decides reveer tus metas cada noche, escribir tu propio diario o empezar a meditar.
  • Una vez que estos primeros hábitos se empiezan a asentar, agrega algunos más.

5. Adopta una mentalidad nueva. Cuando te veas cara a cara con una decisión a tomar o un desafío, pregúntate qué haría tu futuro yo en esa misma situación. Empieza a tomar decisiones de esta manera y ve qué sucede.

6. Prepárate para sentir resistencia. No será fácil abordar la vida con una nueva perspectiva y nuevos comportamientos, vas a resistirte y es normal.

  • Al principio sentirás incomodidad, pero eso es bueno. Cuando haces algo que te resulta incómodo, tu vida puede cambiar.
  • Cuando haces las cosas tal y como estás acostumbrado nada cambia, todo permaneces igual. Eso es cómodo, pero no te permite progresar.

¿Por qué esperar diez años para empezar a creer y a actuar de determinada manera? Puedes empezar ahora mismo y acelerar considerablemente tu progreso. Imagínate a ti mismo viviendo tu vida ideal diez años más adelante y simplemente adopta los mismos hábitos, comportamientos, pensamientos y creencias. El éxito llegará más rápido de lo que jamás hayas imaginado.

 

Puede que también te guste...

Entradas populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *