Para abordar el tema de cómo pedirle una señal al Universo quiero primero comenzar con una pregunta que me hacen con bastante frecuencia. Este es un tema que cubro en mi libro El universo te cubre las espaldas, y que tengo en mente en este momento mientras escribo mi próximo libro, Super Attractor.

La gente me dice: «Recibí mi señal, pero no estoy seguro o segura de lo que significa», o «No estoy recibiendo mi señal y no creo que me estén guiando». Hay mucho estrés a la hora de pedir y recibir señales del Universo, y de saber cómo confiar en las señales que recibes.

Quiero abordar este tema de frente, porque cuando puedes relajarte, confiar y reconocer una señal divina cuando la ves, ¡recibirás una guía hermosa y tu camino se desarrollará naturalmente ante ti! Quiero esto para todos. Así que mira el video a continuación y sigue leyendo para aprender a confiar en los signos que recibes del Universo.

Pero primero, hago aquí un repaso rápido sobre cómo pedir una señal, de El Universo te cubre las espaldas.

Cómo pedirle una señal al Universo

Pedir una señal significa que estás dispuesto a colaborar con el Universo. Significa que estás comprometido a soltar la estructura y el control, para ser dirigido por un poder mayor que tú. Si no obtienes tu señal, ¡eso también es una señal! Pedir una guía u orientación clara es un ejercicio para recibir directivas buenas y ordenadas, que no están relacionadas con lo que crees que es correcto. ¡Recuerda y confía en que el Universo tiene un plan mejor que el tienes tú!


Puedes pedirle una señal que te guíe hacia cualquier cosa que desees. Si no está seguro acerca de una decisión o simplemente quieres saber que estás en el camino correcto, pide una señal. Y no te quedes colgado sobre cuál debería ser tu señal. Simplemente elige lo primero que se te ocurra. Tal vez pienses en un animal o en una canción o en el título de un libro. (En El Universo te cubre las espaldas, cuento una historia sobre cómo elegí mi señal, ¡que es un búho!) Deja que lo que venga a tu mente se convierta en tu señal. Deja que venga naturalmente y comprométete con lo que escuchas.

A menudo, las personas reciben las señales como números en secuencia, como 1111 o 444. O tal vez tu señal sea una canción, una fragancia o un nombre.

Una vez solicites tu señal, el siguiente paso es crucial. Debes entregar tu deseo al Universo con una oración. Di esta oración: «Gracias, Universo, por ofrecerme claridad. Muéstrame mi señal si me estoy moviendo en la dirección correcta».

Luego sé paciente.

Qué hacer cuando recibes una señal clara

La mejor forma de mantenerte conectado con lo que significa tu señal, y la orientación que te ofrece, es sintonizar con lo que sientes cuando la recibes. Si recibes una señal que te hace sentir conectado y alineado, y sientes que estás recibiendo un mensaje intuitivo para seguir adelante, no te lo pienses dos veces. Confía en esa guía. Como dije en El Universo te cubre las espaldas, «La guía es ilimitada cuando te rindes a recibirla».

¡La guía realmente no tiene límites! Es posible que te sientas un poco alucinado cuando comienzas a recibir señales y te das cuenta de muchas sincronicidades. Puede parecer demasiado bueno para ser verdad. Pero no lo es. Esa es simplemente la forma de vida milagrosa que está disponible para ti cuando te rindes al Universo y tienes fe en la guía que recibes.

Las palabras claves aquí son ENTREGA y FE. Muchas personas pedirán una señal, pero no se entregan al Universo. O no confían en que la orientación que reciben es mejor que lo que desea su ego. Intentan manipular situaciones para que aparezca su señal, o seleccionan específicamente una señal que saben que verán.

Como digo en el libro: intenta no controlar tu señal, ya que será clara como el agua si vas en la dirección correcta. Y recuerda siempre que si no es clara, esa también es una señal divina. La médium Colette Baron-Reid dice que tu señal debe ser como un cartel publicitario, tan claro que no puedas negarlo.

Qué hacer cuando tu señal no es clara o no estás seguro al respecto

Entonces, ¿qué pasa cuando ves tu señal, pero no te sientes conectado a ella? ¿O cuando te das cuenta de que estás tratando de jugar trucos con el Universo?

La respuesta es simple: vuelva a sintonizar. Ve a tu práctica de oración y a tus meditaciones para volver a centrarte de nuevo.

Cuando utilizamos las señales del Universo como una forma de manipular o controlar un resultado, o para sentir una sensación de certeza cuando nos sentimos incómodos, ese no es el proceso. Manifestar es una conversación con el Universo. Cuando estás alineado, estás conversando. Esa conversación no se basa en el ego o en un resultado específico. Se basa en una energía que fluye libremente, y que te está apoyando y guiando.

Cuando estás alineado con la energía amorosa del Universo, puedes pedirle una señal y confiar en que recibirás la guía que necesitas.

Si te das cuentas de que estás tratando de buscar tu señal o de controlarla, o la ves pero no sabes lo que significa, eso indica que estás fuera de alineación. Vuelve a alinearte a través de la oración y la meditación, o vuelve a leer El universo te cubre las espaldas y utiliza las prácticas y herramientas del libro para comprender mejor lo que significa para ti tu relación con el Universo.

Y si realmente luchas con el concepto de rendición o entrega, prueba mis cinco pasos para lograr la rendición espiritual. Esta es una práctica muy bonita para usar cuando estás teniendo dificultades para soltar un resultado. A lo mejor estás paralizado por un flechazo amoroso o deseas que un ex vuelva a ti. O estás buscando un nuevo trabajo y sientes mucha ansiedad por la respuesta de las empresas a las que te postulaste. Sea lo que sea, esta práctica te traerá un gran alivio.

Una vez que estés alineado nuevamente, puedes solicitar tu señal y confiar en que recibirás la orientación que necesitas. Cuando abres esa conversación desde un lugar de alineación en lugar de desde un lugar de necesidad y control, recibirás una dirección CLARA. Cuando tratas de controlar, sólo te interpones en el camino. Pero cuando preguntas desde un lugar de sabiduría y receptividad, puedes confiar en que los mensajes que recibes te están marcando el camino correcto.

Cómo ser paciente y confiar en el plan del Universo

Aquí hay otro extracto de El Universo te cubre las espaldas que te ayudará a avanzar cuando se trata de confiar en las señales que recibes:

Algunas señales nos llegan rápidamente y otras toman tiempo. Si no obtienes tu señal de inmediato, no te preocupes. Puede que haya algunos miedos personales que necesites aclarar, o quizás necesites fortalecer la fe, antes de poder obtenerlos. Si no obtienes tu señal de inmediato, considera que tu impaciencia puede estar bloqueándola.


A menudo, cuando nos encontramos impacientes, es porque no confiamos en el resultado. Si estás impaciente, tal vez sea porque tienes miedo de que algo no suceda de la manera exacta en que lo deseas, o exactamente cuándo quieres que suceda. Recuerda que esta necesidad de controlar el resultado proviene de tu falta de fe en el Universo. También existe la creencia de que si algo no sucede en el período de tiempo que deseas, sucederá algo malo. Peor aún, esto hace que
pongas tu felicidad y tu seguridad en el resultado.

Cuando pones tu felicidad y tu seguridad en el resultado, pierdes de vista un plan que va más allá del tuyo. Cortas la comunicación con el Universo y te desconectas de todas las posibilidades infinitas que podrían ocurrir. La clave para soltar este control es entregar todas tus necesidades y obsesiones externas y recordar que nada puede quitarte tu verdadero poder: el amor y la paz dentro de ti.

No importa el resultado de una situación, tu verdadero poder es el amor y la paz dentro de ti. Esta sensación interna de amor y paz proviene de estar conectado con el amor y la paz del Universo y de confiar en que siempre te apoya.

Así que recuerda: cada vez que quieras pedir una señal, primero sintoniza tu energía. Si tu energía está impulsada por el ego, las respuestas serán turbias. Si la energía está alineada con el amor, siempre obtendrás directivas claras. Sé muy consciente de la energía que pones cuando pides orientación y asegúrate de que esta sea clara, y que esté conectada y alineada.

 

También te puede interesar...

Artículos populares...

3 Comments

  1. This is actually helpful, thanks.

  2. Thanks, it is quite informative

  3. I enjoy the report

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *