LEE UNAS PÁGINAS

Abandona las creencias que te impiden vivir una vida mejor.

Todos juzgamos. El juicio forma parte de nosotros y de nuestra vida porque para situarnos en la realidad solemos compararnos, a menudo considerándonos «mejores que» o «peores que». Juzgar parece casi una necesidad.

Los clásicos nos recomendaron combinar una mente sana y un cuerpo sano, y para mantener el cuerpo sano hemos inventado todo tipo de dietas, ejercicios, disciplinas y desintoxicaciones. Pero no sabemos tanto de cuidar de la mente, y esta es precisamente la propuesta que nos plantea Gabrielle Bernstein en este libro claro, vibrante y brillante. Lo que aquí se nos enseña es precisamente a desintoxicar nuestra mente de los juicios, muchas veces inconscientes y automáticos, en seis pasos que empiezan con la observación y terminan con el perdón.

Esta obra combina la sencillez en la exposición con la profundidad de los principios de Un curso de milagros para ayudar a sanar las viejas heridas que nos llevan a defendernos de un modo inconsciente mediante los juicios. Si quieres apostar por la calidad de vida, esta es tu ocasión. Y la propia autora confirma:

«Nunca he sentido más libertad y más alegría que escribiendo y practicando estos pasos.» – Gabrielle Bernstein

 

Reseña de los editores
El milagro no es que renunciemos al juicio,
el milagro es que ya no creamos en él.
Gabby Bernstein

La Desintoxicación de los Juicios es un programa claro, proactivo que, paso a paso,  te ayuda a sanar el juicio y a redescubrir tu unidad con los demás.

Cuando sigues la práctica de los 6 pasos, los resentimientos se elevan y la compasión reemplaza al ataque. La resistencia se transforma en libertad, dándote una paz y una felicidad que nunca habías conocido.

Tu cambio de energía despeja el espacio para más milagros en una escala global. No solo experimentarás una abundancia masiva, sino que también ayudarás a sanar el mundo.

 

 LEE UNAS PÁGINAS
>
También lo encuentras  en la Página de Ofertas

 

También te puede interesar...

Artículos populares...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *