En las fiestas navideñas reunirse con la familia puede ser maravilloso y gratificante. Pero también puede ser una gran fuente de estrés, incluso para las familias más funcionales. Estar cerca de la familia puede desenterrar resentimientos y llevarte a revivir viejos patrones.

Quiero ayudarte a evitar el drama (o a manejarlo con soltura, si aparece), ¡así que actualicé esta publicación del blog con consejos que sé que te ayudarán mucho!

¿Por qué las fiestas pueden traer drama familiar?

Durante las fiestas, hay muchas razones por las que el drama familiar puede estallar.

 Tú tienes un sistema de apoyo mucho mayor que el juicio. Tienes el amor ilimitado y la guía ilimitada del Universo. 

Por un lado, todos llegan con sus propios problemas y bloqueos. Puede que se sientan inseguros con respecto a sus trabajos o a la defensiva con respecto a una relación, o estar pasando un momento difícil en general. Además, incluso hasta la familia más feliz, tiene viejas dinámicas que se originan en la infancia que pueden aparecer y tomar el control rápidamente.

Otro factor es que puede que todos se sientan presionados para llevarse bien. Esta presión puede ponerte nervioso porque sientes que no estás siendo auténtico. Es difícil divertirse cuando estás con la guardia en alto.

Y por último, cada persona tiene sus propias expectativas de cómo quieren que vayan las cosas. Quizás quieras una fiesta ruidosa mientras que tu hermana quiere una cena tranquila y tu prima quiere entablar conversaciones personales y profundas.

Algunas formas en las que quedamos atrapados en el drama familiar durante las fiestas

LOS TIEMPOS EN LOS QUE VIVIMOS REQUIEREN DE NUESTRO COMPROMISO CON EL AMOR. Gabby Bernstein – la Desintoxicación de los Juicios

Es fácil pensar que el drama es culpa de los demás, pero debemos tomarnos un momento para examinar gentilmente nuestro propio comportamiento. Pregúntate si te identificas con alguna de estas cosas cuando estás con tu familia durante las fiestas navideñas …

  • ¿Te metes en  peleas insignificantes (independientemente de quién las haya iniciado)?
  • ¿Juzgas las opiniones políticas de tus familiares, la forma en que crían a sus hijos, la comida que comen, etc.?
  • ¿Sientes a menudo que todos están en tu contra y caes en la mentalidad de víctima?
  • ¿ Sientes que tienes que ganar debates, aparentar sutilmente que eres mejor que tus hermanos o tener la última palabra?

Si respondiste afirmativamente a cualquiera de estas preguntas, ¡no estás solo! De hecho, la mayoría de nosotros hacemos al menos una de estas cosas.

Y cuando somos verdaderamente honestos al respecto, podemos admitir que este comportamiento no nos sirve.

A veces el choque parece inevitable

Seamos realistas: muchos de nosotros tenemos familiares que dicen o hacen cosas que nos enfurecen o nos devastan. E incluso si no es tan extremo, durante las fiestas puede que te veas obligado a sentarte en una mesa con gente con la que normalmente no pasarías el rato. Es posible que tengan puntos de vista opuestos y formas de comunicarse diferentes.

En este post, te doy algunas herramientas que puedes usar para evitar ese momento en el que pierdes la calma, olvidas todos tus principios espirituales y te sales de tu alineación. Y si eso sucede, estos consejos te ayudarán a regresar rápido.

6 formas para llevarte bien con tu familia durante las fiestas

 

¡Estos seis consejos te ayudarán a evitar el drama, a no saltar a juzgar inmediatamente y a enfocarte en las cosas buenas para que puedas pasar un hermoso momento de celebración!

1. En silencio, bendice a todos

Antes de sentarte a la mesa (o incluso antes de entrar por la puerta), di una pequeña oración para todos. Ora por ellos para que todos disfruten su comida. Envíales oraciones para tener un hermoso año nuevo y dales tu amor y tu luz.

El hecho de ofrecer esa oración y darles amor te pone en una vibración energética diferente. Eleva tu energía redirigiendo tu enfoque. En lugar de centrarte en juzgar, te enfocas en lo que deseas y en lo que desea para los demás. Un Curso de Milagros dice que la oración es el medio para alcanzar los milagros, así que confía en que tu cambio energético se sentirá.

2. Protégete de la energía negativa

Este es un consejo de mi libro Milagros Ya. Si sabes que estarás interactuando con alguien (o con varias personas) que te dejarán sintiéndote agotado o deprimido, puedes crear un límite energético para evitar que su energía te afecte demasiado.

Crea estos límites con amor en lugar de juicio. Recuerda, todos estamos haciendo lo mejor que podemos. Las personas que no tienen conciencia de la energía no son malas; sólo están luchando para sobrevivir. Entonces, en lugar de culparlos, simplemente toma conciencia de cómo puedes sostenerte. Hay un par de técnicas que me gusta usar:

Activa tu escudo de luz dorada

Antes de interactuar con una de estas personas, puedes imaginarte un escudo de luz dorada que te rodea y te protege. Establece la intención de activar tu escudo energético antes del encuentro y confía en que tu campo de energía está siendo protegido.

Ora para restaurar tu energía

Si te golpea la negatividad después de pasar tiempo con alguien, puedes decir esta oración: «Pido que cualquier energía negativa que recoja se elimine, recicle y transmute. Pido recuperar ahora mismo toda la energía positiva que pueda haber perdido».

3. Practica EFT antes de las fiestas

La Técnica de Liberación Emocional (EFT en inglés), también conocida como tapping, es una herramienta poderosa que practicamos en el paso 2 de  La Desintoxicación de los Juicios .

EFT es una técnica psicológica de acupresión que apoya tu salud emocional y física. Combina los beneficios cognitivos de la terapia con los beneficios físicos de la acupuntura para restaurar tu energía y sanar tus emociones. Usas la punta de tus dedos para tocar ciertos puntos meridianos de energía en tu cuerpo mientras hablas en voz alta sobre el tema que te aqueja.

4. Si entras en el drama, perdónate rápidamente

Sucede. A veces nos dejamos atrapar por el drama y hacemos lo que no queremos hacer. Gritamos, criticamos o dejamos que las palabras de otra persona arruinen nuestro buen momento. Cuando esto sucede, la respuesta es mostrar mucha compasión y perdón hacia ti mismo.

Mira este clip de una conferencia en el que hablo sobre cómo podemos experimentar nuestros errores de manera diferente al perdonarnos a nosotros mismos de inmediato.

 

Cada momento nos ofrece la oportunidad de experimentar lo que  Un Curso de Milagros  llama el Instante Santo. El instante santo es el momento en el que entregas tu miedo al cuidado del universo y aceptas la perspectiva del amor.

5.  Enfócate en lo que te gusta (y amas) de cada persona

Esta acción lleva la práctica de la oración desde el punto 1 y aún más lejos. Puedes hacer esto en el lugar, en el momento. Piensa en lo que te gusta de cada persona, incluso si es algo pequeño. Por ejemplo, piensa en cómo tu tío siempre hace una broma que te hace reír o las buenas recetas que tu cuñada te manda en Instagram.

Permítete vivir los sentimientos de amor hacia aquellos miembros de la familia con los que estás muy cerca. Piensa en todas las cosas que aprecias de ellos y siente ese amor y ese apoyo.

Puede haber alguien con quien tengas una relación realmente difícil y por ende no puedas pensar en nada positivo en el momento. Está bien. En ese caso, piensa en una lección que hayas aprendido debido a esa relación y cultiva el aprecio por eso.

Ver a alguien como si fuese la primera vez

Esta técnica de enfocarte en lo que te gusta de todos es una forma de practicar el Paso 4 de Detox Detox. Se trata de ver a alguien como si fuese la primera vez. La experiencia de ver a alguien por primera vez te da un gran alivio. Liberas a la persona de las historias que has puesto sobre ella y te liberas de la atadura de ataque. Te sentirás aliviado porque volverás a tu verdad, que es el amor.

Si solo por un instante bajas la guardia y eliges ver a través de la lente del amor en lugar del miedo, estarás un paso más cerca de la libertad.

6. Mantén tu lado de la calle limpio al ser honesto acerca de tu propio juicio

LA FORMA PARA DEJAR DE JUZGAR EMPIEZA CUANDO ERES TESTIGO DEL JUICIO, SIN MÁS JUICIO – Gabby Bernstein

Podemos evitar muchos dramas familiares asumiendo la responsabilidad de nuestros juicios y haciendo el trabajo espiritual y personal para sanarlo. La salida del juicio es ser testigo de su juicio  sin más juicio .

Darte cuenta de todas las formas en las que juzgas te ayudará a ver tu parte en el problema y a entender la raíz de cada juicio para que puedas sanar lo que descubras. Puede sonar aterrador al principio, pero permíteme asegurarte que este es un proceso muy enriquecedor y muy liberador.

 

 

 

 

 

 

 

 

También te puede interesar...

Artículos populares...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *